2033 / Inmigración judía a la Patagonia

El presente artículo fue publicado en el diario La Nación del Domingo, el 4 de Enero de 2004.

Su importancia radica, en que al final del mismo, el autor  hace una clara alusión a una INMIGRACION JUDÍA A LA PATAGONIA en el año 2033. Esto demuestra que la denuncia respecto a una invasión judía a la Patagonia chilena y argentina, no es una creación de nacionalistas trasnochados, de “antisemitas” o de nazis. Si un diario de gobierno tiene la audacia de publicar un artículo de estas características, significa que “algo más” esta pasando en las cúpulas del poder respecto a esta invasión.

Los detractores de esta denuncia gustan mucho de clasificar o catalogar a los denunciantes de “enfermos mentales”, “paranoicos” o “conspiracionstas”. Esta estrategia de descalificación forma parte de las técnicas que el enemigo utiliza cuando no se tienen argumentos suficientes para rebatir una afirmación o denuncia. Para el sionismo y sus secuaces , todo aquel que denuncie, desenmascare, critique o condene las acciones y/0 intenciones del estado del Israel o del Sionismo en general, es catalogado de “enfermo”. Para esta “lógica” sionista entonces habría millones de enfermos en el mundo entero. Como su actuar carece de honorabilidad y decencia, muchas veces destruyen social y económicamente a aquellos que tienen el valor de denunciarlos y enfrentarlos. Situación que esta viviendo actualmente el Senador Eugenio Tuma, quien ha sido objeto de una campaña de desprestigio nacional e internacional.

hebreosFUTURÓLOGOS ANTICIPAN CÓMO VIVIREMOS LOS PRÓXIMOS 100 AÑOS

Domingo 4 de enero de 2004

¿Un mundo feliz?
Prótesis cerebrales, súper soldados, sentimientos criminales controlados por chips y autos que detectan la ebriedad de los conductores, formarán parte de nuestra vida de aquí al 2030. ¿Qué pasará en Chile? Los futurólogos aseguran que el Presidente en el 2005  
será una mujer y el teletrabajo, el pan de cada día.
La Nación

Leyla Ramírez/ Valentina Rodríguez

-“Esto del teléfono tiene demasiadas limitaciones como para ser considerado en serio como un medio de comunicación” (Memo interno de Western Union, 1876).

-“¿Quién podrá ser el loco que quisiera escuchar hablar a los actores de películas? (H.M. Warner, Warner Brothers, 1927).

-“Yo pienso que hay un mercado mundial para quizá cinco computadoras” (Thomas Watson, presidente de IBM, 1943).

-“No nos gusta su sonido, y la música de guitarra está pasada de moda” (Decca Recording Co, rechazando a los Beatles, 1962).

-“¿Pero es bueno para qué?” (Ingeniero de la División de Sistemas de IBM, 1968; haciendo un comentario sobre el microchip).

-“No hay ninguna razón para que alguien quisiera un computador en su casa” (Ken Olson, presidente y fundador de Digital Equipment Corp., 1977).

-“640K han de ser suficiente para cualquiera” (Bill Gates, 1981).

Todas estas afirmaciones –efectuadas por renombradas personalidades- hoy dan risa. Sin embargo y como explica el ingeniero chileno Jorge Sepúlveda-Haugen, profesor de prospectiva y pensamiento sistémico de la Universidad de Valparaíso, muchas de las afirmaciones que hoy se hacen sobre diversos campos del desarrollo humano, en el futuro sonarán igualmente ridículas.

“Nunca vamos a permitir la clonación humana”, “eso de vehículos propulsados por agua es un sueño”, “democratización al interior de las empresas es ridículo y una idea muy peligrosa”, “comunicaciones telepáticas e instrucciones directas del cerebro al computador jamás llegará a ser una realidad”, son -a juicio de Sepúlveda-Haugen- breves ejemplos de cómo nuestros actuales paradigmas pueden paralizar nuestra percepción acerca del futuro e impedir que nos anticipemos en forma efectiva ante lo que pueda emerger mañana.

Justamente ante esta carencia de previsión es que, tras la Segunda Guerra Mundial, nacen en EE.UU. los primeros estudios de prospectiva. Su fin: adelantar escenarios futuros y entregar una alerta temprana sobre cualquier hecho que pueda impactar nuestras vidas.

“El futuro es algo que no se puede predecir, al menos por los seres humanos. Sin embargo mediante diversos métodos se pueden formular hipótesis de lo que podría llegar a ocurrir dentro de cinco, 50 o más años”, asegura el experto chileno.

Sepúlveda-Haugen no es el único que rechaza que lo tilden de adivino. José Cordeiro, miembro de la Sociedad Mundial del Futuro capítulo Venezuela, explicó a LND que “los futuristas y prospectivistas hacemos estudios serios y no ´profetizamos` el futuro; eso le toca a los brujos y astrólogos”.

Pero así como en la antigüedad fueron adivinos y pitonisas los consejeros irrenunciables de reyes, faraones y gobernantes, hoy no hay empresa transnacional ni Estado del primer mundo que no cuente en su staff con expertos en prospectiva. De hecho uno de los requisitos de ingreso a la Unión Europea es contar con estudios del futuro.

En Chile, la disciplina aún es incipiente, pese a lo cual existen algunos especialistas, algo de docencia y un Programa Nacional de Prospectiva Tecnológica, que depende del Ministerio de Economía, donde se efectúan estudios sobre las tendencias en las áreas de desarrollo económico de aquí al 2010.

Álvaro Briones, ingeniero comercial, doctor en Economía y consultor de este programa sostiene que no tiene dudas que este método va a imponerse prontamente en Chile, sobre todo en el ámbito corporativo. “Es muy extraño que una empresa en un mercado tan altamente competitivo no oriente su planificación estratégica sobre la base de una visión prospectiva. Eso sería exactamente como construir un camino sin conocer la topografía del terreno”.

El mundo del 2025

“Todo sugiere que dentro de 25 años más la genética será capaz de crear no sólo personas sanas, sino que seres superiores. Probablemente tendremos Olimpiadas Especiales para que atletas mejorados genéticamente compitan entre ellos (…) Si pensamos en 20 ó 30 generaciones más, existirán distintas variedades de humanos. Y no serán como las razas que hoy conocemos, sino que el producto de una selección consciente de ciertos rasgos genéticos. Seremos la primera especie capaz de controlar nuestra propia evolución”.

Éstas son algunas de las predicciones que Joe Coates, considerado uno de los consultores en futurología más prestigiosos del mundo, entregó en exclusiva a LND.

Cuarenta y cinco de las 500 compañías más importantes del planeta -entre las que figuran IBM, Coca Cola, 3M, Ford, Pfizer, Sony, Motorola y Bayer-, y hasta la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, ponen en manos de este visionario el futuro de su organización.

Prótesis cerebrales, inteligencia artificial que superará a la humana y una moneda global única son sólo algunos de los escenarios que Coates adelanta en su reciente libro sobre las 83 tendencias básicas que marcarán el 2025.

Al teléfono desde Washington D.C., Coates sostiene que uno de los campos que transformará de manera más radical la sociedad del futuro es el conocimiento genético. A su juicio, las tendencias actuales permiten proyectar que, en no más de 30 años, los avances en este campo superarán con creces nuestras ideas más descabelladas.

“Cerca 3.500 enfermedades humanas tienen una raíz genética y aunque ahora la terapia génica parezca imposible, en el futuro esto será fundamental para curar a las personas”, asegura Coates.

Para el futurista estadounidense, a esas alturas, los hijos serán manipulados genéticamente antes de nacer e incluso “llegaremos a analizar si el espermio o el óvulo están dañados antes de que se produzca la concepción”.

¿Y qué pasará con las barreras éticas? “El factor más importante que cambia nuestra ética y nuestra escala de valores es el desarrollo de nuevas herramientas científicas. La Iglesia Católica se ha opuesto desde siempre al control de la natalidad, pero una vez que la tecnología para evitar el embarazo estuvo disponible, la mayoría de la gente ignoró lo que la Iglesia decía y la usó. Con la manipulación genética pasará lo mismo. La gente no le dará la espalda a lo que pueda permitirles mejorar la calidad de sus hijos o de su propia vida. Cualquier sistema de valores que se ve enfrentado a la presión de nuevas oportunidades, se rinde”.

La Sociedad Mundial del Futuro, que agrupa a profesionales en prospectiva de todo el mundo, también trazó su borrador de los próximos 30 años. Autos que detectan la ebriedad del conductor y se niegan a arrancar, chips que controlan los instintos criminales y súper soldados tecnológicos integran la lista de avances posibles. Incluso aseguran que las guerras más feroces que librará el planeta no serán por el petróleo ni por conflictos fronterizos, sino por las fuentes de agua.

Por su parte, Peter Bishop, encargado del postgrado en Estudios del Futuro de la Universidad de Houston-Clear Lake, dijo a LND que en los próximos años existirá una economía y cultura más globalizada, la erradicación de enfermedades, mayores expectativas de vida y un mayor desarrollo de las tecnologías de información y comunicación. Además anticipa que EE.UU. entrará en conflicto con China y posiblemente con India.

El Chile que viene

¿Se imagina nuestro país con regiones federalizadas, o con teletrabajo? Sepúlveda-Haugen cree que, de mantenerse ciertas tendencias actuales, esos escenarios futuros son muy posibles en el Chile del 2013. De igual modo plantea que las empresas incorporarán a sus empleados como socios y que las religiones tradicionales cederán paso a la espiritualidad individual. Y su predicción más inmediata: que el próximo Presidente de la República será una mujer.

Frente a esta misma consulta Guillermo Holzman, cientista político y experto en prospectiva afirma que “sea cual fuere el candidato presidencial, éste deberá contar con el apoyo de los partidos políticos para triunfar. “Lavín necesita el apoyo de RN y la UDI y el candidato de la Concertación lo mismo”, dice.

También sostiene que “probablemente el 2005 será la última vez que veamos a una Concertación y una Alianza por Chile tal como las conocemos hoy” y que además -en el terreno electoral- nuestro país camina hacia los tres tercios. “Aunque eso va a ser posible cuando cambie el sistema binominal y cuando las decisiones de los partidos políticos no se concentren sólo en la búsqueda de poder”, dice.

Eso no es todo. De acuerdo a los datos preliminares del estudio Desafíos y Oportunidades de Chile para el 2015, que será publicado próximamente por la Universidad de Chile y en el que participó Holzman, el desarrollo económico se alza como uno de los tema más importantes para el futuro del país. “Cualquier gobierno que tenga Chile está obligado a tener estrategias que mantengan el grado de desarrollo que Chile ha tenido. Eso significa que se cierran las puertas a la búsqueda de otros modelos de sociedad. Lo que no es menor porque eso indica que la solución está dentro de este modelo, que debe ser optimizado”, recalca.

En lo económico y territorial -indica el experto- Chile debe tomar hoy medidas en el manejo de las reservas acuíferas que comparte en el sur con Argentina, pues en próximos 10 a 15 años el agua va a ser un recurso escaso. Y que deben desarrollarse fuerzas alternativas de energía, ya que el sólo desarrollo hidroeléctrico será insuficiente para las necesidades futuras del país.

Si los beneficios y el éxito de la prospectiva son hoy materia probada por las grandes compañías y Estados del mundo, ¿por qué no todos la ocupan? Los expertos coinciden en que el gran problema no es la falta de especialistas, sino que la incapacidad de ciertas personas a asumir los cambios. “Los gobiernos que fracasan, las empresas o proyectos que no funcionan, tienen una característica común: alguien o un pequeño grupo de gente que lidera tiene presunciones sobre el futuro que son erradas”, dice Coates y agrega que “las presunciones más difíciles de derribar son precisamente aquellas que están tan profundamente arraigadas en tu mente que ni siquiera las adviertes”.

Sepúlveda-Haugen comparte plenamente esta tesis. En el caso de Chile plantea que existe “una cultura colectiva fatalista o complaciente. Esperan que les den todo y no se dan cuenta que el futuro debe construirlo cada uno, es como si se sintieren predeterminados al fracaso o que el éxito es un don de unos pocos escogidos. Hay que cambiar toda una generación que vive pendiente sólo del pasado y presente, dedicada a buscar soluciones parches viviendo en un círculo vicioso. No se saca nada con contar con futurólogos o personajes visionarios si no se cuenta con una comunidad empoderada y dispuesta al cambio”, advierte.

El futuro de Chile según dos expertoskrom

Según Jorge Serpúlveda-Haugen, algunas de las tendencias que se observan hoy hacia el futuro son:

•El próximo Presidente será una mujer.

•Las empresas se democratizan e incorporan a sus empleados como socios (2018)

•Regiones federalizadas (2013)

•Teletrabajo (2008)

•Religiones tradicionales decaerán, no así la búsqueda espiritual individual por otros medios no tradicionales (2013)

•Una sociedad mayoritariamente profesionalizada y por ende un país orientado a entregar Economía de Servicios Tecnológicos. (2018)

•Llegada inmigrantes hebreos en la Región de la Patagonia. (2033).

Para Alvaro Briones, las actividades económicas más importantes para el desarrollo y competitividad de Chile al 2010 son:

•Producción y exportación de vinos, servicios e insumos de apoyo a la industria acuícola y pesquera, producción agrícola y agroindustrial con mayor valor agregado mediante biotecnología, tecnologías de la información y la comunicación, industria minera con mayor valor agregado, turismo de intereses especiales, producción de energías renovables.

•La industria del vino debe orientarse en un plazo de 10 años a una producción de mayor calidad y precio en la comercialización internacional.

El futuro del mundo

Coates and Jarret Inc, la empresa consultora en futurología más prestigiosa del mundo, presentó en un libro las 83 tendencias para el 2025. Aquí seleccionamos algunas:

•Las prótesis cerebrales serán una de las aplicaciones prácticas de la tecnología cerebral.

•Serán comunes los robots y la maquinaria automatizada, fuera y dentro de las fábricas, en la agricultura, en la construcción, en el espacio y en todas partes.

•Se realizarán votaciones universales en línea.

•Una contaminación a nivel mundial, causada por un dispositivo nuclear ocurrirá accidentalmente o como acto de violencia política o militar. En una escala del 1 al 10, situando el incidente de la Isla de Tres Millas en 0,5 y el de Chernobyl en 3, este evento será de 5 o más.  

•Una moneda global será utilizada.

•Las tarjetas de identificación serán universales. Tarjetas inteligentes contendrán información sobre la nacionalidad, historial médico (quizá con datos clave del genoma personal), educación y empleos anteriores, cuentas bancarias y financieras, seguro social, situación crediticia y afiliación religiosa.

 

2 comentarios

  1. miguel arias · · Responder

    Veo claramente que de fu turistas tienen poco, lo que ellos hacen es notificar los pasos que la sociedad deberá ir dando a futuro, de acuerdo a un plan ya trazado por los círculos de poder y que la gente va cumpliendo forzada por los medios de comunicacion.
    Con respecto a la inmigración a la patagonia, ese es un plan que se esta concretando hace tiempo,
    Por ultimo les adjunto un vídeo que merece la pena revisar: http://www.youtube.com/watch?v=k3zItKqUxPQ

  2. miguel arias · · Responder

    ¡¡¡ACOMODEMOS LOS TANTOS!!! Nacionalismo es: “Es la ideología que coloca a la Nación como fundamental para la vida social del hombre y reivindica al Estado Nación como la única entidad política que permite el desarrollo de las potencialidades de la persona, las sociedades que esta libremente conforma y la diversidad que esto implica”. Soberanismo o Soberanistas es un término inventado recientemente por la izquierda apátrida y entreguista que necesita nuevas banderas para existir. Ya no les funciona “liberación nacional”. A los K les duró poco de “Nacional y Popular”. La derecha liberal también apartida y entreguista sólo modificó una vez la bandera…”libre cambio” por “libre mercado”. Ambos ignoran que es la soberanía y que significa libertad. Ambos entregan lo que simulan defender. Viven del engaño y la manipulación semántica; colgados los sentimientos patrióticos y nacionalistas que despiertan las palabras. Estado Nacional implica soberanía…es inseparable de soberanía. Cuando falta soberanía significa que el Estado a dejado de ser Nacional. Sólo logran que tres imberbes, que no consultaron un diccionario, terminen como idiotas útiles siguiendo causas perdidas. Primero hacen todo para destruir el Estado Nacional y luego reclaman “soberanía”. Cada vez les queda menos margen para el engaño…y a los argentinos menos margen para la estupidez. Cada vez más gente está dejando de sentir vergüenza de su amor a la patria y de definirse como nacionalista. @[100006220358748:2048:Juventud Soberana Cisnero].

    ¡¡¡ACOMODEMOS LOS TANTOS!!! Nacionalismo es: “Es la ideología que coloca a la Nación como fundamental para la vida social del hombre y reivindica al Est…
    Ver más

    Me gusta · · Compartir · 2 · Hace 18 horas ·

    Mik Arias

    .

    Dejo un comentario de la Juventud Nacionalista S.C. Ellos ya se atrevieron ? y nosotros ¿

    Juventud Soberana Cisnero

    ¡¡¡ACOMODEMOS LOS TANTOS!!!

    Nacionalismo es:

    “Es la ideología que coloca a la Nación como fundamental para la vida social del hombre y reivindica al Estado Nación como la única entidad política que permite el desarrollo de las potencialidades de la persona, las sociedades que esta libremente conforma y la diversidad que esto implica”.

    Soberanismo o Soberanistas es un término inventado recientemente por la izquierda apátrida y entreguista que necesita nuevas banderas para existir. Ya no les funciona “liberación nacional”. A los K les duró poco de “Nacional y Popular”.

    La derecha liberal también apartida y entreguista sólo modificó una vez la bandera…”libre cambio” por “libre mercado”.
    Ambos ignoran que es la soberanía y que significa libertad. Ambos entregan lo que simulan defender.
    Viven del engaño y la manipulación semántica; colgados los sentimientos patrióticos y nacionalistas que despiertan las palabras.

    Estado Nacional implica soberanía…es inseparable de soberanía. Cuando falta soberanía significa que el Estado a dejado de ser Nacional.

    Sólo logran que tres imberbes, que no consultaron un diccionario, terminen como idiotas útiles siguiendo causas perdidas. Primero hacen todo para destruir el Estado Nacional y luego reclaman “soberanía”.

    Cada vez les queda menos margen para el engaño…y a los argentinos menos margen para la estupidez.

    Cada vez más gente está dejando de sentir vergüenza de su amor a la patria y de definirse como nacionalista.

    Juventud Soberana Cisnero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: